Eventos

La India: Cultura, Costumbres Gastronomía y Destinos

La India, situada en Asia del Sur, es el segundo país del mundo por población con más de 1.240 millones de habitantes y ocupa la séptima posición entre los países más extensos del planeta. Su gran diversidad cultural – conviven cuatro religiones diferentes como el Hinduismo, el Islam, el Sikh y el Cristianismo – y su rico patrimonio – existen hasta 22 idiomas oficiales – lo convierten en un destino espectacular y extremadamente excitante para el viajero. ¿Está en tu lista de destinos a visitar en el futuro? ¡Este artículo te interesa!

A continuación vamos a conocer un poco más sobre la cultura india, sus costumbres, los lugares que no te puedes perder y su gastronomía. Así tu experiencia en este insólito lugar se convertirá en única e inigualable. ¿Te apuntas?

Un poco de cultura india

La cultura india es conocida mundialmente por ser una de las culturas más plurales y místicas en la actualidad. Durante toda su historia, los indios han logrado conservar sus tradiciones previamente establecidas, absorbiendo al mismo tiempo nuevas costumbres, tradiciones e ideas de inmigrantes e invasores.

La sociedad india se rige por un sistema de castas que deriva del hinduismo, la principal religión en la India. Según la religión hinduista, los seres humanos fueron creados de las diferentes partes del cuerpo de un dios llamado Brahmá; y dependiendo de la parte del cuerpo, estos se clasifican en cuatro castas básicas, que definen su estatus social, con quién se pueden casar y el tipo de trabajos que pueden realizar. Curiosamente, según las Leyes de Manu (un texto sánscrito de la sociedad antigua de la India), ningún ciudadano puede pasarse a otra casta en el transcurso de su vida.

La indumentaria india

En cuanto a la indumentaria india, ésta varía en sus colores y estilos según la región y depende de varios factores como, por ejemplo, el clima. El sari es una de las prendas más populares utilizadas por millones de mujeres cada día. Los diferentes colores del saris tiene un significado simbólico diferente, que nos permiten conocer más detalles sobre la situación de quienes los llevan. Así, por ejemplo, el color rojo está relacionado con las clases guerreras; el amarillo se relaciona con la religión y el ascetismo; el blanco es el color de las prendas de los brahmanes, los líderes espirituales; y el azul está asociado con eventos que generan tristeza o mala suerte.

Siguiendo en la misma línea, en la cultura india existe una tradición de pintarse los hombros, en el caso de los mujeres, y los brazos, piernas, espalda y pecho, en el caso de los hombres. Para ello utilizan el henna, un tinte de color rojizo fabricado con las hojas secas del arbusto homónimo. Normalmente se utiliza en eventos especiales como festivales y celebraciones religiosas.

Uno de ellos es el Festival Holi, que se celebra cada año con la llegada de la primavera. Millones de personas no faltan a una cita en la que el baile y la música tienen especial protagonismo. Según cuenta la leyenda, el uso de estos polvos de colores tiene que ver con una pareja de enamorados. El hombre tenía celos de la piel blanca de su novia. Tras consultar con su madre, ésta le dijo que pintase su rostro con colores oscuros para así ambos compartir el mismo color de piel.

Los elefantes, una parte fundamental de la cultura india

Y como no podía ser de otra manera, los elefantes son una parte fundamental de la cultura india. Estos han jugado un papel central en la vida de la India, y están asociados a la religión y a las herencias culturales. De hecho, India es el hogar de entre el 50 y el 60% de los elefantes asiáticos salvajes y cerca del 20% de los elefantes domesticados del mundo. Si nunca has tenido la ocasión de verlos anteriormente, ¡este es tu momento!

La gastronomía india

Cuando viajamos a cualquier lugar del mundo, no hay nada mejor como probar su gastronomía y su cocina. De esta manera, no solo nos deleitamos el paladar con los mejores productos de la tierra sino que también nos ayuda a conocer más sobre su cultura y costumbres. En este caso, cuando hablamos de la gastronomía india, éste es el resultado de la diversidad de culturas que la han enriquecido a lo largo de las colonizaciones acaecidas durante siglos.

En la cocina india encontrarás una gran variedad de verduras así como legumbres (garbanzo, chícharo, lenteja negra y soja verde), atta (un tipo especial de harina de trigo integral) y arroz. Y como no podía ser de otra manera, los indios usan diferentes especias para dar sabor y aroma a sus platos.

A continuación vamos a conocer algunos de los manjares de la cocina india que no te puedes perder:

1.  Samosa

Es una empanadilla típica de India, de forma triangular, que también encontrarás normalmente en restaurantes indios en Europa. La samosa está constituida por una envoltura exterior de masa de harina de trigo muy fina y crujiente, rellena de patata y guisantes u otros vegetales. También lleva un poco de curry para darle aroma y sabor y se sirve frita.

2. Chole Bhature

El principal ingrediente de este otro plato típico de la india es el garbanzo (especiado), que se combina con pan frito (elaborado con harina de maida). Esta delicia la puedes encontrar tanto en puestos callejeros como en restaurantes, y suele servirse en el desayuno junto con un Lassi (bebida tradicional hecha a base de yogur) de sabores de fruta.

3. Pollo Tandoori

Éste es uno de los platos estrellas de la cocina india. El pollo tandoori, como su propio nombre indica, es un plato de pollo asado que se prepara con yogur, una mezcla de especias y también con ajo, jengibre, comino y pimentón. Dependiendo de la zona en la que te encuentres, lo cocinarán de una manera diferente, aunque normalmente se prepara a altas temperaturas en un horno de arcilla.

4. Kashmiri Aloo Dum

Es un plato vegetariano hecho a base de patatas con una salsa especiada. Aunque podrás encontrarlo en cualquier punto del país, el kashmiri aloo dum es típico del estado de Jammu y Cachemira. Si visitas alguno de estos dos lugares, no olvides probar este plato típico de la cocina india. ¡Te encantará!

5. Mithaa paan

Este producto, típico del norte de India, está formado por una hoja de betel enrollada que contiene otros ingredientes, especialmente salados. En el caso del mithaa pan el sabor es dulce debido a ingredientes como el coco o el hinojo azucarado.

Destinos de visita obligatoria en la India

Existen cinco destinos principales en la India que son de vista obligatoria. ¿Preparado? ¡Allá vamos!

1. Taj Mahal

Considerado como el más bello ejemplo de palacio, el Taj Mahal es un conjunto de edificios construido por el emperador musulmán Shah Jahan entre 1632 y 1653 en la ciudad de Agra, en honor a su esposa favorita, Arjumand Banu Begum. Este mausoleo, que combina elementos de las arquitecturas islámica, persa, india y turca, fue reconocido en 1983 por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad por ser “la joya del arte musulmán en India”, y es actualmente uno de los destinos más turísticos de la India.

2. Jal Mahal

El Jal Mahal (o también llamado Palacio del Agua) es otro de los edificios más significativos de la India. Esta edificación, situada en medio del lago de Man Sagar, en Jaipur (Estado de Rajastán), solo puedes visitarla en barca debido a que el lago que lo rodea se llena de agua durante la épocas de lluvia.

El palacio fue construido en el Man Sagar en estilo mogol y rajput, utilizando piedra roja arenosa. Cuenta con cinco pisos, aunque con la lluvia solo puede verse uno ya que el resto quedan sumergidos. Actualmente, este edificio se cuenta en proceso de remodelación. No obstante, merece la pena contemplar su belleza desde el exterior.

3. Udaipur

Fuente: Arian Zwegers

Udaipur (o también denominada “La Venecia de Este”) es otro de los lugares más famosos de la India. Fundada a orillas del lago Pichola por el maharajá Udai Singh II del que toma su nombre, este lugar recibe el nombre de “Venecia del Este” debido a que existen varios lagos alrededor de la misma, entre los que destacan el Pichola (el mayor de todos), el Fateth Sagar, el Udai Sagar y el Swarup Sagar.

Además, te recomendamos visitar el Palacio de Udaipur, el más grande de toda la región de Rajastán. Este edificio, construido enteramente de granito y mármol blanco, tardó alrededor de dos siglos en levantarse, ya que sus obras comenzaron en 1559 y finalizaron en el siglo XVIII.

4. Fuerte Rojo de Delhi

Cuando pases por la capital de India, Delhi, no puedes pasar la oportunidad de visitar el Fuerte de Delhi (o también conocido como Fuerte Rojo). El fuerte rojo fue un palacio en la nueva capital de Shah, Shahjahanabad, séptima ciudad musulmana que se erigió en la zona que ocupa la actual Delhi.

Esta muralla, que destaca principalmente por el color de la piedra arenisca con la que se construyó y que mide 6,5 kilómetros de largo, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2007.

5. Varanasi

Una de las ciudades que tienes que visitar es Varanasi, o Benarés en castellano, que está situada a orillas del río Ganges en el estado de Uttar Pradesh y es considerada como una de las siete ciudades sagradas del hinduismo, el jainismo y el budismo.

¿Qué hacer en Varanasi? Pasear por los ghats (escalinata o gradería que conduce hasta un río) a orillas del río Ganges es una de las actividades favoritas de los turistas. ¡Déjate llevar por su magia y su energía!

El ghat principal es el de Dashashwamedh, donde se realiza el ritual llamado Ganga Aarti al atardecer cada día. Si buscas un poco de exclusividad, también puedes ir a otros ghats como el Shivala. Allí también se realizan rituales cada día y quizás sea un lugar menos concurrido por el turista, pero tan mágico como el Dashashwamedh.

Si quieres saber más sobre el turismo en India, te recomendamos que leas el último informe de la Organización Mundial del Turismo, en el que podrás encontrar datos interesantes sobre el crecimiento de la India y el resto de países.  Por ejemplo, en 2016 Asia y el Pacífico recibió la visita de 310 millones de turistas internacionales, aupándose como la región con mayor crecimiento. Un 9% más que el año anterior; o lo que es lo mismo, 24 millones más que en 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *